Sonata Grave Stretto

Una lagrima me cae de la mejilla, .mis manos están tiesas y casi in-movibles. El semáforo salta en rojo y a penas consigo parar mi burro de alambre. Hace frío , son las nueve menos veinte de la mañana en una calle fea del Hospitalet. Estoy pensando en el dentista que me espera la semana que viene , en la vuelta a casa esta tarde cuando me habré despertado del incomodo sueño que me cuase el trabajo hace meses. Aparecen manadas de madres cruzando el paso de zabras delante mio. Algo es raro …Hoy cotorrean más de lo habitual  y encima de ríen aunque no parece alegría natural, es algo teatral y exaltado. Pienso : “ bueno al menos no tienen la usual cara de culo que suelen tener las madres de clase y edad media a esta hora” volviendo el foco a las personas en al peatonal me doy cuento que las madres se llevan su niño a la mano, les llevan las mochilas de ruedas también. Su sonido, al tirar las por el asfalto, suena hueco o vacío, saltan y bailan sobre las diminutas piedras del alquitrán como si no hay libros dentro y hacen juego acústico con las pelucas de papal de aluminio que lleva cada uno de los docenas de niños y niñas . Entre madres de musical, mochila chapaleando y pelucas de aluminio, un concierto de música contemporánea en la Avenida Carrilet. Un pito violento me saca de mi cortometraje madrugal y pienso “hoy es como despertarse de la vida a la pesadilla que estamos viviendo, lo bueno es que casi siempre estamos durmiendo” .

Arranco cagando leches .

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s